1.-PREÁMBULO.-

Después de mi asistencia al coloquio “Nuevos aires, nuevas ideas” de PREST 13, en el incomparable marco del Museo Guggenheim de Bilbao, he decidido escribir este post, con el objeto de exponer mis ideas sobre el llamado “emprendimiento”.

En principio, agradezco la invitación recibida del grupo INIT, ya que mi asistencia sirvió para refrescar mi mente y asentar ideas, gracias a las interesantes aportaciones y ejemplos de aplicación que se diluyeron en dicho encuentro y coloquio final.

Por cierto, debo felicitar a los organizadores y presentadora Vanessa Sánchez por la perfecta exposición y realización del evento, así como su ritmo, elección de los conferenciantes y composición del folleto y lista de asistentes entregados.

De las sucesivas intervenciones que se produjeron, me impactaron, en especial, las de Manuel Balsera y Xavier Verdaguer, que, a mi entender, dieron en el clavo al exponer su divergencia con la efectividad de las ayudas institucionales y existente cultura de emprendimiento que, hoy en día, se ofrecen en nuestro país y sus autonomías.

2.-DEFINICIÓN  E IMPORTANCIA DEL EMPRENDIMIENTO.-

El emprendimiento es un término últimamente muy utilizado en todo el mundo. Aunque el emprendimiento siempre ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad, pues es inherente a ésta, en las últimas décadas, éste concepto se ha vuelto de suma importancia, ante la necesidad de superar los constantes y crecientes problemas económicos.

La palabra emprendimiento proviene del francés “entrepreneur” (pionero), y se refiere a la capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional por alcanzar una meta u objetivo, siendo utilizada también para referirse a la persona que iniciaba una nueva empresa o proyecto, término que después fue aplicado a empresarios que fueron innovadores o agregaban valor a un producto o proceso ya existente

En conclusión, emprendimiento es aquella actitud y aptitud de la persona que le permite emprender nuevos retos, nuevos proyectos; es lo que le permite avanzar un paso más, ir más allá de donde ya ha llegado. Es lo que hace que una persona esté insatisfecha con lo que es y lo que ha logrado, y como consecuencia de ello, quiera alcanzar mayores logros.

El emprendimiento hoy en día, ha ganado una gran importancia por la necesidad de muchas personas de lograr su independencia y estabilidad económica. Los altos niveles de desempleo, y la baja calidad de los empleos existentes, han creado en las personas, la necesidad de generar sus propios recursos, de iniciar sus propios negocios, y pasar de ser empleados a ser empleadores.

Los gobiernos han entendido muy bien la importancia del emprendimiento, tanto así, que han iniciado programas de apoyo a emprendedores, para ayudarles en su propósito de crear su propia unidad productiva.

Casi todos los países, tienen entidades dedicadas exclusivamente a promover la creación de empresas entre profesionales, y entre quienes tengan conocimiento específico suficiente para poder ofertar un producto o un servicio

Acción emprendedora es toda acción innovadora que, a través de un sistema organizado de relaciones interpersonales y la combinación de recursos, se orienta al logro de un determinado fin. La acción emprendedora tiene que ver con la capacidad de crear algo nuevo y con la creación de un nuevo valor

3.-CULTURA DEL EMPRENDIMIENTO.-

El emprendimiento es el mejor camino para crecer económicamente, para ser independientes, y para tener una calidad de vida acorde a nuestras expectativas lo cual implica desarrollar una cultura del emprendimiento encaminada a vencer la resistencia de algunas personas a dejar de ser dependientes.

La cultura del emprendimiento es una manera de pensar y actuar, orientada hacia la creación de riqueza, a través del aprovechamiento de oportunidades, del desarrollo de una visión global y de un liderazgo equilibrado, de la gestión de un riesgo calculado, cuyo resultado es la creación de valor que beneficia a los emprendedores, la empresa, la economía y la sociedad.

La cultura emprendedora es el conjunto de valores, cualidades, conocimientos, habilidades, creencias, ideologías, hábitos, costumbres y normas, que comparte una persona o un grupo de personas hacia el emprendimiento de un proyecto concreto, que surgen en la interrelación social, los cuáles generan patrones de comportamiento colectivos y establece una identidad entre sus miembros y lo identifica y diferencia de otro grupo.

La formación para el emprendimiento, busca el desarrollo de la cultura del emprendimiento con acciones basadas en la formación de competencias básicas, laborales, ciudadanas y empresariales dentro del sistema educativo formal y no formal y su articulación con el sector productivo.

Para fomentar la cultura del emprendimiento es preciso que se inicie un proceso desde los primeros años de vida de las personas. La falta de educación emprendedora es una de las causas de que no exista cultura emprendedora.

Por lo que para promover el espíritu emprendedor, y de esta manera las actitudes, habilidades y, por lo tanto, dicha cultura emprendedora, se debe enseñar a emprender desde la educación primaria.

Lamentablemente nuestro sistema educativo se ha enfocado a formar empleados y asalariados más no empresarios. Y no solo el sistema educativo, también la misma estructura familiar y social llevan a las personas a ser empleados y no emprendedores.

Se deben fomentar determinadas competencias como: la capacidad de resolver problemas, de analizar, planificar, evaluar y tomar decisiones, de asumir responsabilidades, de cooperar, de trabajar en equipo, de comprometerse en nuevos papeles, de desarrollar la confianza en uno mismo, de aprender a pensar de modo crítico e independiente, de ser más creativo e innovador y con más iniciativa personal, de preparase para asumir y limitar el riesgo.

4.-FASES DEL PROCESO DE EMPRENDIMIENTO.-

Como pasos o etapas necesarias para realizar la constitución de un proyecto de creación de un nuevo negocio emprendedor, propongo las siguientes:

  1. Captar la idea y desarrollarla: Seguro que tienes ideas de negocio fantásticas , pero asúmelo, será muy difícil que alguien te preste el dinero para ponerlas en práctica. Así que lo más acertado es que en lugar de empezar desde una idea que en estos momentos quede lejos de la realidad, empieces a pensar cuáles ideas podrían adaptarse a tus recursos actuales. Busca nuevas necesidades, pero también viejas necesidades insatisfechas: Las redes sociales son un excelente repositorio de necesidades por satisfacer, y muchas de ellas son tan simples que te sorprenderías. No te quedes sólo con tu idea. Mira a tu alrededor y observa otras ideas en funcionamiento, y piensa cómo puedes reconvertirlas o cómo tu idea puede convertirse en un complemento de esas ideas ya en marcha La clave es realizar un listado de las posibles ideas que tengan sentido dentro de tu entorno, considerando siempre los recursos de los que dispones para poder materializarlas.
  2. Definir y obtener los recursos necesarios: Son la pieza principal de este tipo de modelo emprendedor, y están constituidos primeramente por  la capacidad financiera de uno mismo, sus amigos y familiares o socios interesados en el proyecto del nuevo negocio. Asimismo, no debemos olvidar que es muy importante considerar como recurso al talento o conocimiento que se tenga u obtenga de otros para llevar a cabo con éxito el proyecto en cuestión.
  3. Analizar a toda la competencia: Un error frecuente en los emprendedores de negocios  es considerar como competidores únicamente a las empresas de tamaño superior, o constituidas desde hace tiempo; cuando el verdadero competidor de este tipo de emprendimiento, puede ser precisamente alguien con pocos recursos, pero dispuesto a ofrecer un servicio o producto  más económico, más atractivo y/o rápido que el previsto como negocio.
  4. Encontrar socios comprometidos: Tener un socio, no significa necesariamente firmar un papel que lo certifique. En la actualidad, se puede trabajar con personas que compartan tu idea y que complementen tus habilidades, sin que implique crear una sociedad formal. Con cada proyecto o servicio puedes involucrar a los socios que necesites. Lo importante es que los socios se comprometan seriamente en el proyecto, a poder ser, aportando su experiencia, conocimiento, contactos y no solo los recursos financieros-
  5. Establecer un Plan de Viabilidad: Desarrollar y redactar un plan de viabilidad a corto, medio y largo plazo, en todas sus facetas y necesidades de recursos económicos, de personal y equipamiento, indicando las estrategias a seguir y las competencias y conocimientos esenciales a utilizar, así como  la misión, visión y valores de la sociedad a constituir. Tener muy presente que este plan de viabilidad puede ser la llave para conseguir ampliar los recursos financieros en entidades bancarias o agrupaciones de inversores, e incluso socios accionistas del proyecto.

A continuación , representamos esquemáticamente el proceso de emprendimiento de un negocio con la siguiente diapositiva power point.

Descarga proceso_emprendimiento

5.-CONSIDERACIONES SOBRE EL EMPRENDIMIENTO.-

Como he dicho en el preámbulo, el evento de PREST13, me ha servido para actualizar mis ideas sobre la figura del emprendedor y su situación actual ante la crisis.

En primer lugar me llama la atención, que los ciudadanos e incluso los funcionarios de instituciones públicas y organizaciones empresariales enfocan  el emprendimiento como el mejor salvavidas para salir de la precariedad del desempleo y volumen de paro que nuestro país soporta.

Pienso, que es un gran error, aunque sea cierto, vender la idea del emprendimiento como solución al paro. Debemos empezar a crear, en España y sus autonomías, una inexistente cultura emprendedora que fomente una actitud proactiva encaminada a encontrar oportunidades innovadoras con productos o servicios que aporten rentabilidad y mejora de la calidad de vida.

El emprendedor debe simplemente buscar oportunidades de negocio, que, en este comienzo de siglo, surgen como las setas dadas las circunstancias de progreso exponencial, que la era de la comunicación nos está ofreciendo, con sus redes sociales y tecnologías TIC.

Lo que necesitamos es gente que tenga la mente abierta hacia la búsqueda de nuevos sectores de arrastre y nuevas oportunidades de negocios rentables.

Todas las ayudas institucionales a la formación, gestión o financiación del emprendimiento  resultan pocas si no creamos una cultura empresarial que potencie y premie al emprendedor, empezando por lavar la imagen del simplemente empresario, que ha sido vilipendiado y tratado como explotador por gran parte de la ciudadanía.

Para llevar a buen término un nuevo negocio se necesitan los pasos que anteriormente mencioné; por tanto, es necesario fomentar que los mismos se realicen sin problemas y con el apoyo de la sociedad y sus instituciones.

Creo que el primer paso de buscar ideas innovadoras y el segundo de encontrar recursos de talento y dinero, para realizarlos,  requieren de tratamientos mucho más simples que los actualmente utilizados por el Gobierno central y autonómico.

Para ello, habrá que diferenciar los equipos en tres clases de agrupaciones o equipos a reunirse, a saber:

  1. Grupos de personas que se dediquen a aplicar técnicas de creatividad para analizar y seleccionar nuevas ideas innovadoras partiendo de sectores, productos o servicios concretos.
  2. Grupos de profesionales que aporten su conocimiento para desarrollar planes de viabilidad con análisis de la competencia y necesidades de recursos económicos, humanos y de equipamiento e instalaciones, que sirvan para encontrar personas o empresas que se involucren en el nuevo negocio propuesto.
  3. Equipos totalmente involucrados en el proyecto innovador, que aporten su trabajo personal y desempeñen las tareas y funciones pertinentes con eficacia y eficiencia.

Es primordial darse cuenta que lo fundamental reside en el intercambio de ideas y conocimiento, es decir, en la fuerza de la comunicación , que puede ser virtual o presencial, con reuniones periódicas debidamente estructuradas con metodologías y técnicas de creatividad adecuadas , según se trate de equipos creativos o equipos de ejecución de los planes de acción.

Primero hay que encontrar la oportunidad innovadora que permita visualizar la idea con posibilidades de rentabilidad, para seguidamente pasar a analizar su viabilidad y competitividad, definiendo los recursos necesarios  y estableciendo el consiguiente plan de viabilidad del negocio en estudio.

Se me ocurre que el fomentar en las Universidades, Agrupaciones Empresariales, Sociedades Cívicas u otras instituciones , lo que llamo: “Mesas de Ideas Oportunas”(MIO),sería un buen aliciente para movilizar y motivar al personal , ayudando y animando a los ciudadanos a reunirse periódicamente en grupos de solo seis personas, procurando que las mismas provengan de diferentes profesiones y formación, para obtener su talento y conocimiento, además de distintas personalidades y con algún joven y anciano o mentor con el fin de que aporten creatividad y experiencia al grupo.

En estas mesas se analizará una oportunidad de negocio, por ejemplo, preguntándose cómo facilitar la vida de una mujer u hombre en sus tareas de hogar, especialmente la labor de planchar,Del cúmulo de ideas se seleccionan las más factibles y rentables, para que otras “Mesas de Ejecución de Proyectos“(MEP),se encarguen de estudiar su viabilidad, analizando la necesidad de recursos en talento, financiación, personal y equipamiento, para finalmente redactar un completo plan de negocio con sus estrategias y conocimientos esenciales.

Por experiencia, un buen método para realizar dichas reuniones consiste en aplicar la técnica 6-3-5 que expliqué en el post:

http://actualidadempresa.com/recomendaciones-para-la-mejora-continua-en-la-empresa/

Dicho método consiste en realizar reuniones de creatividad y/ o resolución de problemas siguiendo la técnica del 6-3-5, es decir: formar un grupo restringido a seis (6) personas que estén capacitadas para analizar el asunto de que se trate.

Lo primero que debe hacerse es explicar claramente el propósito de la reunión al grupo , para seguidamente darles a cada uno un papel donde deberán escribir tres (3) ideas que consideren de interés para solventar el problema de que se trate o sean innovadoras si se busca creatividad. A los cinco (5) minutos cada participante pasara su papel ,ya cumplimentado con tres ideas, al participante que este a su derecha. Entonces se volverá a disponer de cinco minutos para sobre lo ya escrito por otros escribir otras ideas al respecto.

Este proceso se realizara hasta cerrar el circuito entre los seis participantes, es decir, a los 30 minutos del comienzo de la rotación de papeles. Entonces el moderador de la reunión del grupo recogerá los papeles para realizar posteriormente una adecuada evaluación, agrupando las ideas similares y ponderándolas según su valía.

Por experiencia, me consta que se pueden recoger del orden de 100 ideas, siendo muchas veces interesante que el propio moderador participe en el ejercicio, ya que puede reconducir o ayudar tangencialmente a la búsqueda de ideas de interés.

También, se podría institucionalmente y empresarialmente formar los equipos de acción que definan los correspondientes planes de viabilidad para ser presentados a quienes puedan estar interesados en su posterior ejecución.

En cuanto a la creación de ecosistemas, pienso que la formación de clústeres es una buena solución.

Como ejemplo de sus posibilidades recomiendo la lectura de mi propuesta para la creación de un Clúster Nacional de la Salud y el Ocio(CNSO), y la metodología para desarrollarlo con vistas a convertirnos en la Florida del mundo :“Clúster nacional de la salud y ocio como Florida del mudo y pilar de la marca España (1ª parte)  y  “Marketin estratégico y metodología de implantación del clúster nacional de salud y ocio(2ª parte)” 

En dichos post apunto la necesidad de diversificar la oferta turística  de España ,con vistas al futuro , tratando de captar la afluencia de visitantes y jubilados con capacidad financiera. En este contexto, y considerando las prestaciones naturales del país, en cuanto a su riqueza en balnearios termales, lodos curativos, dieta mediterránea, clima excelente y posicionamiento geográfico, es factible ver un potencial sin utilizar debidamente, para configurar un vector de incidencia como sector de arrastre , ya que hace falta la búsqueda de un objetivo común que sirva para diferenciar a España ante el turismo potencial existente, centrándose prioritariamente en las prestaciones que mejoren la calidad de vida de la tercera edad.

En  la búsqueda de un objetivo común que sirva para diferenciar a España ante el turismo potencial existente, centrándose prioritariamente en las prestaciones que mejoren la calidad de vida de la tercera edad, se propone  el establecimiento de un clúster que aglutine los esfuerzos del estado y sus autonomías en la implantación de un Clúster Nacional de la Salud y el Ocio (CNSO).

En dicho post, se exponen el concepto de clúster, su metodología de desarrollo e implantación, su diagnosis y estrategias a seguir , junto a los programas , árbol  tecnológico y líneas de actuación.

En el clúster CNSO propuesto se trata , en resumidas cuentas, de agrupar a las instituciones públicas, sumando sinergias entre muchos de los Ministerios del Gobierno, con lo que se  la posibilidad de crear nuevas empresas y/o salvar a muchas de la crisis que padecen, generando nuevos puestos de trabajo, especialmente en aquellos sectores relacionados con la Construcción, el Turismo, la Sanidad y Medicina Social, las instalaciones de Deportes , industria de la Alimentación y Gastronomía, Actividades lúdicas y de ocio, Centros Académicos, Universidades y Escuelas de Negocio, el tejido empresarial de las empresas de servicios y comercio detallista, la arquitectura y urbanismo social, e incluso, el sector primario en su agricultura , ganadería y pesca, considerando las necesidades de las empresas del segmento alimentario especializándose en la nutrición  dietética y con destino a los mayores.

También, puede ser interesante la lectura del post que analiza el Sistema Científico-Tecnológico-Empresa(SCTE) de España

http://www.luismiguelmanene.com/2010/09/19/recomendaciones-al-sistema-cientifico-tecnologico-empresa/

donde doy algunas ideas para potenciar el intercambio y colaboración entre las universidades y empresas con vistas al desarrollo de la investigación nacional.

En cuanto al actual sistema educativo, es realmente deplorable, ya que no se educa nada en potenciar en nuestra juventud la creatividad; la comunicación verbal, escrita y corporal; lectura rápida; memorizar, capacidad de liderazgo; ser solidario; salvaguardar el medio ambiente, ética profesional; el no repetir errores  sin miedo a cometerlos; que la calidad empieza en uno mismo; el trabajar en equipo; el aprender haciendo; manualidades y reparaciones usuales; conducir coches y otros medios de transporte; montar en bicicleta y a caballo; conocimientos de supervivencia; técnicas de socorrista;  cómo administrar un hogar, coser, cocinar, nadar ,etc.

6.-CONCLUSIONES.-

Nuestro país y autonomía están muy por debajo de otros países como USA, Israel, U.K., Irlanda,Austria con sus “smart cties”, y posiblemente Finlandia y los nórdicos, en cuanto a desarrollo de empresas innovadoras, debido en especial a la ausencia de una cultura emprendedora que anime con pasión el entusiasmo de aquellas personas o entidades que deseen realizar sus sueños emprendedores.

Sin embargo, existen muchos brotes verdes de talento y esfuerzo que nos indican que, pese a todo, nuestros paisanos son gente que triunfa en la ejecución de sus proyectos innovadores.

Citaré al respecto, a empresas innovadoras en tecnologías pioneras como SENER, GAMESA e  ITP en nuestro entorno, junto a las más conocidas internacionalmente dedicadas a  la construcción de infraestructuras y medios de transporte, técnicas de trasplantes, oftalmólogos, gastronomía, biología, bioquímica, etc.

Soy optimista en cuanto a la emigración de nuestros jóvenes al extranjero, ya que seguro que la inmensa mayoría de ellos volverán gracias a nuestra calidad de vida, y, cuando lo hagan, vendrán pertrechos de un buen bagaje de experiencias, conocimiento y talento adquiridos, además de un manojo de contactos que pueden serles de gran utilidad en su futuro profesional y humano.

Si a esto, le añadimos la influencia de otras costumbres , incluyendo la cultura empresarial observada, es muy posible que, más de uno, dedique su esfuerzo a consolidar alguna idea fructífera que haya captado en su experiencia exterior.

Es necesario fundamentar una cultura del emprendimiento, donde se venere y ayude al emprendedor y propietario de una empresa o negocio, educándose desde la primera edad en el esfuerzo, creatividad y entusiasmo por asumir retos innovadores.