1.-INTRODUCCIÓN.-

Viendo la importancia que está teniendo el llamado “coaching”, voy a tratar de exponer mi experiencia al respecto, en cuanto se trata de un coaching empresarial, organizacional  o de equipos, donde adquirí cierta experiencia como coach.

En este primer artículo empezaré definiendo lo que implica el concepto del líder coach, para seguidamente explicar lo referente al profesional coach y al término coaching, acabando definiendo el coaching de equipos u organizacional. En otro artículo posterior iré citando algunas metodologías que he ido desarrollando  para realizar un coaching de equipos directivos en organizaciones empresariales de un tamaño medio y pequeño (PYMES).

2.-EL LÍDER COACH.-

El líder coach es aquel que se preocupa por planificar y promover el crecimiento personal y profesional de cada una de las personas del equipo dirigente de una organización y del suyo propio.

Posee una visión integradora y proactiva, que mediante el ejemplo, la responsabilidad y el compromiso, ayuda y moviliza al equipo en el alcanzar esa visión convirtiéndola en realidad, es decir, es un líder que promueve la cohesión del equipo, sin preferencias individuales, estableciendo y consolidando  la comunicación y  relaciones dentro del equipo para multiplicar la suma del conocimiento y valores de cada miembro del equipo, de manera individual y colectiva.

Desarrollar el sentimiento de pertenencia, fomentar la cohesión interna, desarrollar el talento y las cualidades de las personas y equipos, forman parte de las tareas de un buen líder. Tiene que despertar pasión y entusiasmo, tiene que conseguir que su equipo se enamore de él, tiene que saber convencer y movilizar a su equipo en lograr las metas consensuadas que hayan planificado.

Cualquier equipo de personas dentro  del mundo empresarial, está formado por distintas personalidades y distintos caracteres que no siempre son fáciles de dirigir. Para conseguirlo, y para sacar lo mejor de cada uno de los miembros del equipo, es fundamental  mostrar una serie de cualidades, consiguiendo desarrollar dentro de sus miembros, un sentimiento de orgullo por pertenecer a la empresa, fomentando la cohesión interna del equipo.

Los miembros del equipo deben creer firme y consensuadamente en el proyecto de su empresa, visionado por su líder coach y debidamente analizado y desarrollado por el equipo con su líder. Es fundamental que las personas se sientan queridas porque no hay que olvidar que el tema económico siempre está relegado a un segundo plano si las personas se sienten admiradas en el lugar en el que trabajan.

Desarrollar el talento de las personas que forman parte de un equipo, así como las cualidades necesarias para conseguir unos objetivos es fundamental, aunque no es tarea fácil. Dentro de un mismo equipo puede ocurrir que aparezcan varios líderes. Dependiendo del perfil de estos líderes hay que adoptar distintos comportamientos, siendo importante establecer con claridad meridiana cuál es la jerarquía del equipo, quién es el referente que toma las decisiones según sea el caso a ejecutar.

3.-EL COACH.-

El coach no es más que un profesional con formación empresarial y conocimientos de herramientas o técnicas de ayuda que permiten establecer  un espacio de diálogo y reflexión, entre él y el empresario o directivo y su equipo para mejorar la gestión y competitividad de la empresa. La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o en trabajo personal sobre los directivos, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de las  organizaciones empresariales.

Por eso es primordial que el profesional que quiera dedicarse al coach profesional cuente con una suficiente experiencia en ejercer de líder coach, formando y dirigiendo a equipos, junto con un demostrado  equilibrio personal y emocional. Seguidamente mencionaré algunas de las habilidades que debe utilizar  un correcto  coach de equipos empresariales, a saber:

  1. Empatía. La empatía es la capacidad para observar a los demás, captar lo que están pensando y meternos en su piel. Una buena sesión de coaching empieza precisamente por observar y ponernos en el lugar y las circunstancias del interlocutor.
  2. Conocimiento y experiencia. Un coach ha de haber tenido una vida y experiencia profesional, e incluso personal, que haya servido como camino de mejora en continuidad de manera que como resultado de esa evolución, sea innegable el  haber llegado a un punto de madurez y equilibrio de su personalidad que le permita con garantías ejercer de coach frente a un coachee, ya que se necesitan buenas dosis de autoconocimiento y de equilibrio emocional para ofrecer un coaching solvente. Para mejorar la productividad del proceso, el coach debe tener un conocimiento profundo del puesto de trabajo desarrollado por el coachee y de la forma en que este puesto se relaciona con los objetivos de la organización..
  3. Respeto. Ser siempre  capaz de defender su postura sin faltar al respeto de otros ni amedrentarse. Un coach en funciones deberá saber decir que no sin gritar y no tendrá ningún  problema en discrepar abiertamente.
  4. Intuición. Fiarnos de nuestra intuición sobre algo que está sucediendo nos puede llevar a niveles más profundos de comprensión,amén de añadir otra perspectiva a nuestra lógica habitual y análisis  racional, siendo importante  contrastar lo intuido hasta llegar a la plena convicción.
  5.  Comunicación. Saber preguntar y comunicarse eficazmente es fundamental, pero saber escuchar puede ser incluso más importante, sin olvidar que sólo una pequeña parte de nuestro mensaje se traslada a través de las palabras y que especialmente transmitimos a través de nuestra entonación y lenguaje corporal. Es decir, el coach ha de disponer de habilidad para comunicar, debe desear y ser capaz de compartir su información con el coachee y estar dispuesto a tomarse el tiempo que requiere este esfuerzo
  6. Capacidad de análisis y de síntesis. Si la capacidad analítica nos permite disgregar la realidad en muchos elementos para revisarlos y descubrir sus relaciones, la capacidad sintética hace que podamos ver esos elementos como un todo único. Una y otra permiten al coach organizar la información para que su visión sea más completa y ajustada a la realidad.
  7. Tenacidad y perseverancia. Es muy importante mantenerse  firme ante las resistencias al cambio sin arrugarse ante las dificultades, demostrando coherencia en sus actos y con metodología y tenacidad que  convenzan y eliminen las barreras que surjan.

Se incorpora una representación power point de las habilidades necesarias en un coach:

Descarga habilidades_coach

4.-EL COACHING.-

Coaching , anglicismo que procede del verbo inglés “to coach”(entrenar), es un método que consiste en dirigir, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas.

Cada vez más compañías ven a las personas como el recurso principal y procuran capacitarlas, para que trabajen más efectivamente. Sin embargo, el coaching va más allá y agrega otros ingredientes a la iniciativa de desarrollo: la vida laboral de una persona es más efectiva si ésta pone en acción sus metas, sueños y valores, tanto en el trabajo como en el resto de su vida.

El coaching se centra en alcanzar, desde un enfoque breve  objetivos concretos elegidos por los “coachées” (clientes que se encuentran en proceso de cambio y desarrollo). Por medio de las sesiones de coaching se podrán descubrir y potenciar las aptitudes y fortalezas naturales, integrando a su vez nuevas técnicas y habilidades para modificar todo aquello que dificulta el desarrollo.

El coaching trata de conseguir ayudar a establecer metas, objetivos y acciones concretas, utilizándose como una herramienta potenciadora de las capacidades y habilidades de las personas; con lo que el coaching es un proceso de aprendizaje transformador que está enfocado a la acción y a los resultados en el que el coach actúa de facilitador del cambio a realizar.

Hoy en día, se ha consolidado como una disciplina de referencia en el mundo empresarial,  demostrando  ser  una herramienta en continua evolución. Una profesión que crece gracias a la crisis global que padecemos. Sirve, por ejemplo, para acelerar procesos de cambio o mejora, afrontar decisiones difíciles, optimizar resultados o incrementar la proactividad.

5.-EL PROCESO DE COACHING.-

El coaching persigue que el cliente sea capaz de desarrollar el talento individual, de desarrollar sus competencias organizacionales y que sea capaz de desenvolverse en ambientes de alto desempeño. En el proceso de coaching intervienen dos participantes:

  • La persona que realiza el proceso de coaching recibe el nombre de “Coach”, (entrenador), que es la persona que instruye, forma o guía al alumno para que mejore en el desempeño de sus funciones
  • Mientras que la persona que lo recibe se denomina “Coachee”, quién recibe los conocimientos y las competencias que necesita para mejorar en su vida profesional.

El proceso de coaching comienza en el momento en que el directivo decide por él mismo que necesita esa ayuda para el bien de su empresa y se dirige al ‘coach’, que es la persona que, tras varias sesiones, podrá asesorarle acerca de cuál es el camino a seguir para lograr unos objetivos que previamente habrá que fijar.

El coach tratará de ayudar y asesorar al ‘coachee’ (el directivo) comprometiéndose con su pupilo en una alianza de colaboración, estableciendo unos objetivos concretos y diseñando un plan de acción que les permita alcanzarlos dentro de los plazos establecidos y mantener en el cliente una actitud responsable y consecuente.  Este plan fijará una serie de encuentros entre los intervinientes que permitan conseguir la finalidad prevista, acompañado de otro conjunto de actividades destinadas a mejorar aspectos concretos del coachee.

El coaching toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que éste esté dispuesto a hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro, siendo conscientes de que todo resultado depende de las intenciones, elecciones y acciones del cliente, respaldadas por el esfuerzo del coach y la aplicación del método de coaching.

El proceso del Coaching de Equipos supone un dominio de las prácticas del diálogo y la discusión. Implica aprender a afrontar creativamente las poderosas fuerzas que se oponen: conflictos enfrentados, rutinas defensivas, supuestos y guerras de abstracción.

El desarrollo del Proceso de Coaching sigue básicamente de los siguientes cinco pasos:

  1. Análisis de la situación – La observación de nuevos puntos de vista será fundamental para que el coachee encuentre soluciones y permitirá al individuo elegir entre las alternativas de que dispone para alcanzar sus objetivos.
  2. Toma de conciencia – La observación permite la toma de conciencia, básicamente acerca de nuestro poder de elección. El coach centrará al pupilo en las elecciones que toma y sus consecuencias, brindándole herramientas específicas para elegir conscientemente y con mayor efectividad
  3. Elección de objetivos – Es esencial para todo proceso de coaching, el contar con objetivos claramente definidos que servirán de guía para la toma de decisiones y acciones.
  4. Proceder– Una vez reunida toda la información, hay que actuar de forma sostenida en el tiempo. El coach acompañará de cerca este proceso ayudando a superar las dificultades que aparecen al llevar a la práctica las actuaciones.
  5. Seguimiento- En todo momento es imprescindible comprobar si nos acercamos o nos alejamos del objetivo marcado. Esto permitirá tomar acciones correctivas y así contribuir a la obtención de los logros buscados.

Seguidamente se incluye una representación power point de las fases del proceso de coaching:

Descarga fases_coaching

5.-COACHING DE EQUIPOS.-

El coaching es especialmente eficaz a la hora de desarrollar equipos cohesionados, integrados y motivados. El coach trabaja con los miembros del equipo, identificando los aspectos que mejor funcionan para potenciarlos y ayudando a establecer pautas de cambio en las áreas de mejora que el propio equipo identifica. Al finalizar el proceso de coaching el equipo es más productivo, más maduro y mucho más comprometido.

La misión del coaching organizacional o de equipos es, justamente, enfocar y alinear a los dirigentes con imperativos empresariales como trabajo en equipo, misión compartida, creatividad y flexibilidad. En el mundo de los negocios como en cualquier práctica en equipo, a menudo el éxito depende más de la capacidad de sus miembros a trabajar en equipo, que de sus rendimientos individualidades.

El objetivo del Coaching de Equipos es acompañar a los equipos en el desarrollo de su rendimiento para que el resultado del conjunto supere con creces al de la suma de las partes. La idea del Coaching de equipos es transformar a las organizaciones mediante la transformación de los empleados que trabajan en ella. Conjuntamente el Coach y el  equipo, buscan un camino eficaz para alcanzar las metas empresariales aplicando sus propios recursos y habilidades.

Las metas que se quieren lograr cuando se procede a realizar un coaching del equipo directivo de una organización empresarial son las siguientes:

  •  Mejorar el liderazgo del equipo directivo. .
  • Capacitar a los jefes para que identifiquen los talentos de sus subalternos y les asignen tareas que puedan ejecutar con excelencia en su desempeño.
  • Potenciar la comunicación en el equipo directivo y entre las diferentes áreas.
  •  Lograr y establecer equipos de trabajo efectivos.
  • Armonizar y alinear los valores laborales de los trabajadores con los valores de la cultura empresarial de la organización.
  • Consensuar y crear estrategias competitivas.
  • +Mejorar el clima organizacional, motivando y movilizando al personal.

El Coaching de Equipo es un proceso de apoyo a un equipo de personas en la consecución de sus objetivos a través de acciones que fomentan la cooperación entre sus miembros, apoyándoles a revisar y mejorar sus relaciones, procesos de trabajo y valores.

En el coaching de equipos empresariales se cuestiona y valora lo siguiente:

  • Los valores tanto a nivel individual como de la organización. Los valores constituyen nuestra motivación más poderosa, ya que trabajamos por aquello que nos importa.
  • Los objetivos y resultados tanto individuales como de la organización, convirtiendo la misión y visión de la compañía en proyectos alcanzables, orientados hacia objetivos concretos.
  • La motivación y el liderazgo. Pensamos que el reto de cada directivo consiste en desarrollar su propio estilo de liderazgo consciente, ya que sabemos que la misión del líder es ayudar a las personas a que se conviertan a su vez en líderes, desarrollando su máximo potencial, realizando la difícil tarea de saber a dónde vamos, qué queremos lograr y qué medios vamos a utilizar.
  • La confianza comienza desarrollándose en uno mismo y posteriormente hacia las personas que trabajan en la organización. La confianza es uno de los pilares básicos para instaurar en la empresa una actitud de colaboración frente a la vieja actitud competitiva. En la efectividad del coaching influye el tipo de relación que se establezca y se requiere que esté basada en la confianza entre ambos participantes, de este modo el coach puede ser, no solo un director del entrenamiento de su pupilo, sino también un consultor que le ayude a innovar en los procedimientos

El coaching de equipos se emplea fundamentalmente para optimizar el rendimiento y potencial del equipo cuando:

  • Los resultados operativos no se alcanzan o son mejorables.
  • Haya una nueva dirección o cambio de los integrantes del equipo.
  • Existan procesos de fusiones que dificultan el cumplimiento de objetivos.
  • Desean optimizar sus relaciones (conflictos, motivación, liderazgo…)
  • Existen aspectos en la organización que afectan al rendimiento.
  • La empresa redefine el plan estratégico.

El Coaching de equipo puede beneficiar a todos los implicados, empresa, clientes, directivos y miembros individuales del equipo. A medida que los miembros del equipo se convierten en elementos más orientados a los objetivos, mejora la calidad y productividad de las empresas, y se crean relaciones más satisfactorias y duraderas con los clientes.

Los beneficios que aporta un Coaching de Equipos, bien para la propia organización o para  el trabajador o empleado de la empresa en cuestión, serán los que a continuación se exponen:

Para la organización:

  • Enfoca la visión de la empresa con objetivos y estrategias.
  • Desarrolla un fuerte sentido de espíritu de equipo, que mejora la cultura organizacional, la implicación, la productividad y la retención del talento.
  • Genera un clima de confianza y motivación y el incremento del aprecio y respeto por las perspectivas de cada uno de los miembros del equipo
  • Fomenta el liderazgo integrador, superando el impacto negativo en el cambio organizacional, permitiendo la colaboración  de todas las partes del sistema.
  • Incrementa la cooperación interdepartamental en la organización
  • Gana agilidad en la  toma de decisiones y resolución de conflictos. Facilita una rápida solución de los mismos y un mayor enfoque a los resultados
  • Incrementa las relaciones y la comunicación interna, minimizando los malos entendidos y la desconfianza.
  • Estimula y potencia la creatividad en el equipo y en la organización, permitiendo  que las reuniones sean dinámicas y se transformen en herramientas de trabajo eficaces.

Para el trabajador:

  • Potencia sus recursos y habilidades.
  • Desarrolla su empowerment y responsabilidad para ser creativo y capaz de encontrar las soluciones en sí mismo.
  • Aprende nuevos conceptos que le permiten trabajar con el equipo con una mayor efectividad.
  • Mejora sus relaciones y comunicación.
  • Incrementa su nivel de autoconfianza.
  • Mejora el desempeño en su trabajo.
  • Obtiene una mayor satisfacción personal y profesional.